Sobre moty

Nuestra misión es ayudar a las personas y organizaciones a convertir sus ciudades en mejores lugares para vivir a través de una movilidad urbana sostenible, promoviendo la flexibilidad y generando la máxima confianza.

Nuestras ciudades y nuestra movilidad están cambiando

Las ciudades se están transformando. En el siglo pasado, crecieron dando prioridad a los coches, no a los ciudadanos, que nos hemos ido adaptando a ellas. Pero eso está cambiando. Los grandes centros urbanos atestados de vehículos de combustión tienen fecha de caducidad; si no fuera así, nuestro planeta también la tendría.

Además, nuestra movilidad, al igual que nuestras costumbres, nuestro modo de vida o la forma en la que trabajamos, también está evolucionando.
 
Como ciudadanos, tenemos la responsabilidad de cuidar nuestros lugares de residencia; por nosotros y por los que vendrán después. Pero también queremos desplazarnos de la manera más óptima, más económica, más sostenible y más segura posible.

Los vehículos eléctricos parecen la clave para solucionar este enigma

Pero creemos que hay aún necesidades que resolver

El llamado sharing , o lo que es lo mismo, compartir vehículos que se encuentran disgregados por las ciudades con otros usuarios, no responde a las necesidades de los ciudadanos con rutinas, con desplazamientos recurrentes. ¿Por qué? Porque no siempre encuentras un vehículo disponible cuando lo necesitas, porque muchas veces no funcionan, porque tienes áreas de uso restringidas, o simplemente porque tienen un precio elevado si lo utilizas con frecuencia.  

La otra alternativa, la compra de vehículos eléctricos, no está aún generalizada porque, simplemente, comprar productos de este tipo es un modelo que ya no encaja con todo el mundo y, al mismo tiempo, no es fácil saber con certeza serán tus necesidades de aquí a unos meses, de aquí a un año. Es muy probable que cambies de casa, de trabajo, de ciudad... Y en ese contexto, ¿seguirás necesitando el mismo vehículo que antes? Probablemente no.

Por eso nace moty

Para que puedas disfrutar de tu propio vehículo eléctrico sin necesidad de comprar y de la manera más cómoda posible

  • No tendrás que compartirlo con nadie más. Sólo para ti.

  • Sabrás en todo momento lo que pagas. Sin sorpresas a final de mes.

  • Podrás cancelar o modificar tu suscripción siempre que quieras.

  • Para ayudarte a convertir tu ciudad en un mejor sitio en el que vivir.

  • En estos tiempos que corren, tener tu propio vehículo es sinónimo de seguridad.

De pequeños principios resultan grandes fines

Sin fianza

Si lo que quieres es pagar una cómoda cuota mensual, no seremos nosotros quienes te lo pongan difícil.

Sin permanencia

La vida da tantas vueltas como los neumáticos. Si tu día a día cambia, ¿por qué no cambiar tu vehículo o cancelar la suscripción?

Simplísimo

Y recuerda: seguro y mantenimiento, incluidos en una única cuota. Y, si quieres, añades accesorios. Es un planazo.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno